Noticias

“EEEEEEEEEH OH!”

“EEEEEEEEEH OH!”

Y entonces un 5 de septiembre de 1946 los ángeles cantaron. Nacería un niño al que llamarían Farrokh Bulsara y quien descubriría a sus 7 años un talento musical profundo. A los 18 años y con excelentes calificaciones entra en la Escuela de Arte Ealing de Londres donde estudiaría arte y diseño gráfico pero también, donde conocería la vida, la bohemia y la música en los círculos de jóvenes artistas de la metrópolis.

En abril de 1970, ya conocido como “Freddie” se uniría a la banda que cambiaría la historia de la música. Cuatro jóvenes disfrutando de lo que mejor sabían hacer lanzan su primer álbum llamado Queen y entonces la carrera como compositor de Freddie empezaría a notarse, Killer Queen, Somebody To Love, We Are The Champions, Don´t Stop Me Now, Innuendo saldrían de sus manos compositoras, así mismo, el himno que convertiría a Queen en leyenda: Bohemian Rhapsody.

Su vida y su arte contrariadas por el detalle que nos hace a todos humanos: el amor y a quién decidimos amar. Podría ser tan bueno, tan carismático, tan talentoso, tan fuera de este plano, pero el mundo le cobraría caro su enorme don. Y así, como la alquimia, un sacrificio equivalente le vale la vida a Freddie, quien en 1991 fallece producto de complicaciones derivadas del SIDA. Puede el hombre morir, pero la leyenda no.

Queen – Bohemian Rhapsody

Manuela Garcia

septiembre 5th, 2019

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *